Menu

Les Preses

San Pedro de las Presas, en la Comarca de la Garrocha era un lugar lleno de azul. No parece que hasta hace lo que parece poco el lugar que hoy conocemos como Les Preses, el cual es el mismo pero con diferente nombre, haya sido la cuna de incontables historias. Aparte del nombre destaca en su historia muchos elementos propios del lugar. Sin perder una identidad más general el lugar es conocido por su originalidad debido a lugares modernos y lugares antigüos, debido a que no hay dos lugares parecidos. Podemos hablar de geografía, de gentes, de historia, de lugares pero no podemos comparar en la realidad dos lugares aunque sean aledaños.

Como muestra de lo anterior, existen en Les Preses muchos buenos lugares para admirar, para conocer. La Iglesia de San Pedro es una, la cual tiene detalles de cerámica en sus campanarios. El estilo neoclásico en general se manifiesta aquí no sólo a manera de arquitectura, sino en los detalles atemporales de una España siempre unida aún siendo limítrofe con otro país, con otro idioma. Se guarda la identidad y una cultura que ha perdurado por muchos siglos debido al inmejorable progreso que le ha dado a sus ciudadanos, cuyas raíces, cuyos valores trascienden el idioma.

Se respira el idioma Catalán en este pueblo de la provincia de Girona en cada esquina, el cual trae sus sabores propios a la cultura mencionada anteriormente. Nacido del latín de los soldaditos romanos, el idioma que se escucha a veces menos, a veces más en los lugares pintorescos de Les Preses es el mismo que se utiliza para comprar souvenirs ó cosas pequeñas para quienes tienen el privilegio de visitar la zona. Muchas veces los turistas visitan de manera apresurada, otras tantas no; así con alojamiento el turista puede ver elementos dentro de la zona tales como:

 

El trato en idioma Español es notable, al poseer la zona una rica cantidad de productos que se encuentran en el resto de España, los cuales son indispensables para, por ejemplo, visitantes de Francia, quienes encuentran comprar productos propios del país vecino, en su propria tierra, preferible a hacer importaciones. Muchas de las compras son a mismo precio de los locales, lo cual es amigable al bolsillo. En fin, siempre hay muchas actividades que hacer las cuales muestran la plácida vida de los habitantes del lugar, quienes se desenvuelven con una tranquilidad envidiable.

Existen lugares pequeños, tales como este que dejan una marca indeleble en los corazones de quienes recuerdan un rostro, una historia, un acto de bienvenida o simplemente un recuerdo turístico de un pequeño gran lugar en el mapa de la España.